¿Quiénes somos?


El Colegio Santa Cristina es una Cooperativa de Trabajo Asociado, creada con el único fin de la educación obligatoria. Se constituye en el año 1978 y desde 1990, es Centro de Integración.

Nuestro modelo educativo está basado en el desarrollo integral de la persona desde estos cinco ámbitos:

  1. Identidad personal
  2. Desarrollo mental
  3. Desarrollo social
  4. Desarrollo afectivo
  5. Desarrollo corporal

De ahí que nuestros programas tengan como característica esencial la atención individual y el progreso personal de cada uno de los alumnos.

En el recorrido de este desarrollo integral tenemos presentes algunos valores que engloban nuestra tarea diaria:

– Respeto a la individualidad, a las diferencias y posibilidades de cada uno.

– Aprendizaje según propias capacidades.

– Convivencia positiva y valores democráticos.

– Autoestima y ambiente propicio para el desarrollo y manifestación afectivos.

– Aceptación del propio cuerpo y afianzamiento de hábitos saludables.

Nuestros métodos de enseñanza-aprendizaje son activos, participativos, con marcada importancia del trabajo cooperativo y la utilización de las nuevas tecnologías.

Para llevar a cabo este modelo, incluimos en nuestras propuestas educativas los siguientes objetivos:

  1.    Conseguir aprendizajes significativos que, además de aportar conocimientos, ayudan al crecimiento y al desarrollo personal. Propiciamos un aprendizaje basado en el razonamiento y la comprensión.
  1.    Propiciar una educación que haga personas capaces, justas, libres y felices. Esta educación supone desarrollar las competencias básicas y las capacidades físicas, intelectuales, afectivas, estéticas y sociales.
  1.    Fomentar la autonomía personal y autoestima de nuestros alumnos y alumnas para que sean capaces de tomar decisiones con criterio propio y afrontar los conflictos.
  1.    Entender la calidad educativa como un proceso de mejora continua, con todo el alumnado sin exclusiones, para conseguir de modo eficiente los objetivos que se plantea el centro.
  1.    Fomentar la interculturalidad: el hecho intercultural lo vemos como un compromiso de la escuela con la sociedad y como una oportunidad para el desarrollo de unos aprendizajes más ricos que ayuden a la superación de estereotipos y la eliminación de prejuicios.